Lo qué necesitas saber de los coches eléctricos

¿Cuánto consumen? ¿Cómo se recargan? ¿Cúales son sus beneficios? Estas y otras preguntas sobre los coches eléctricos responderemos en esta nota.
por el 02/08/2013

Ahora las mangueras de gasolina se reemplazan por cables de corriente gracias a los nuevos coches eléctricos.

Ahora las mangueras de gasolina se reemplazan por cables de corriente gracias a los nuevos coches eléctricos.

De a poco el mundo del motor está experimentando cambios para mejor. Empezamos a depender menos de los combustibles derivados del petroleo y los coches eléctricos surgen como la alternativa ideal. El medio ambiente agradecido, y también tu bolsillo por el ahorro que esto supone. En españa ya tenemos varios modelos, pero los consumidores pueden tener dudas que trataremos de despejar aquí:

¿Qué son los coches eléctricos?

Son coches similares a los que conducimos pero que utilizan un motor eléctrico para impulsarse, a diferencia de los convencionales que requieren de gasolina / gas. Esta electricidad se guarda en una gran batería de Litio-ion (como la de los móviles) dentro del coche y la puedes recargar en varios lugares como tu casa o centros especializados. Son ecológicos ya que no emiten CO2 (dióxido de carbono) a la atmósfera. Tienen una limitación de potencia y autonomía comparados con coches tradicionales

¿Que autonomía tienen?

Su autonomía va desde los 100 km a los 200 km con una carga completa, aunque suelen estar en la media de los 140 km. Esta autonomía depende de la eficiencia del conductor y también de la temperatura. Por ejemplo a temperaturas por debajo de los 10 grados la autonomía se resiente y podría disminuir 30km tranquilamente. Esto se suma al consumo propio de la calefacción.

Esta limitación los hace pensados para usarse en la ciudad, donde un conductor promedio no supera más de varias decenas de km por día. Cuando se están por acabar, pues toca recargar

Ejemplo del consumo de un nissan Leaf con uso típico de ciudad.
Ejemplo del consumo de un nissan Leaf con uso típico de ciudad.

¿Cómo se recargan?

Los centro de carga especializados son cada vez más comunes en Europa. Permiten realizar cargas rápidas de solo media hora.
Hay tres formas básicas de recargarlos: la primera es usando el cargador estándar en el tomacorriente de tu casa, lo que lleva cerca de 9 horas para cargarlos por completo. Otra opción es comprar alguno de los cargadores certificados por las diferentes empresas, que tienen que instalarse por personal autorizado en tu domicilio y pueden reducir en tiempo de carga a 4 horas.

Por último están los puestos de carga especializados, disponibles en diferentes lugares de las ciudades más importantes. Aquí puedes efectuar cargas rápidas del 80% de la batería en solo 30 minutos. Otra forma aún más veloz, posible con algunos modelos, es cambiar la batería agotada por una totalmente cargada (esto es posible porque muchas baterías se alquilan).

Ventajas y desventajas

Sus principales ventajas:

  • Menos contaminación: No emiten gases a la atmósfera, aunque producir la electricidad que usan algo contamina, pero el efecto es menor.

  • Más económicos: El gasto aproximado es de 1,5 € en electricidad para 100 km de autonomía, bastante menor que los 7€ (o más) que se gasta para que un utilitario a gasolina recorra la misma distancia.

  • Menos mantenimiento: Su mecánica interna es menos compleja, por lo que hay menos posibilidades de averías y tener que visitar al técnico.

  • Aparcamientos gratis en algunas zonas.

Pese a estas ventajas económicas, hay que destacar que en ocasiones la batería que usan se alquila y supone un gasto mayor a 70€ por mes, lo que hay que tener en cuenta.

Desventajas:

  • Autonomía limitada: Están pensados para andar en la ciudad, así que con sus 100-150 km de autonomía no podrás recorrerte Europa.

  • Tiempo de carga: Incluso la carga rápida de media hora puede ser mucho tiempo en ocasiones, pero es un problema de difícil solución.

  • Son costosos: La mayoría ronda los 30.000€ , bastante más que sus equivalentes de gasolina. Puedes ahorrar varios miles de euros alquilando las baterías, aunque el coste mensual sigue siendo elevado.

COMENTARIOS ()
- +
responder