Móviles con Pantallas 4k: ¿Cuándo valen la pena?

¿Sirve para algo tener un móvil con resolución 4K? ¿Se puede apreciar la diferencia con otras pantallas? Vemos las ventajas y desventajas de los smartphones 4K.

Las pantallas fueron siempre motivo de batalla entre los móviles tope de gama, sobre todo hace varios años cuando empezó la era del smartphone, y hasta no hace tanto. Parecía que con 1080p (1920 x 1080 px) era suficiente, pero llegó el 2K (2560 x 1440 px), y más recientemente, con el Xperia Z5 Premium, aparecieron las pantallas 4K (3840 x 2160 px). ¿No es un número algo grande para móviles, con pantallas de menos de 6 pulgadas?

Una introducción: El PPI y las pantallas modernas

Para analizar la nitidez de una pantalla, más que ver su resolución, lo importante es conocer los píxeles por pulgada (PPI) que tiene. Esto se obtiene de hacer una relación entre el tamaño de la pantalla, y su resolución. Mientras mayor el PPI, los píxeles son más pequeños y más difícil distinguirlos para el ojo humano.

¿Te acuerdas del revuelo que se armó con la pantalla "Retina" del iPhone 4 allá en 2010? Bueno, este móvil con sus 3,5 pulgadas y 640 x 960 de resolución llegaba a los 326 ppi, una densidad que viendo el móvil a 30cm de tu cara hacía imposible (según Jobs) distinguir los píxeles. Con el tiempo nos dimos cuenta que no es del todo así, ya que hasta incluso con los actuales móviles 2K, con ppi mayores a 500, se puede apreciar una leve mejora, sobre todo si ves el móvil a no más de 15 cm de los ojos.

El Galaxy S6 Edge, con sus 2560 x 1440 de resolución, es uno de los llamados móviles 2K.
El Galaxy S6 Edge, con sus 2560 x 1440 de resolución, es uno de los llamados móviles 2K.

Pero el año pasado, rápido y de sorpresa, llegó el Xperia Z5 Premium y se convirtió en el primer móvil con una pantalla 4K(!!). Sí, la misma resolución de algunos de los más modernos televisores de más de 60 pulgadas, que incluso poca gente tiene en el monitor de su PC, en un smartphone de 5,5 pulgadas. Aquí el PPI se va a un tremendo 806, lo que hace pensar si realmente el ojo va a notar mejora con respecto a las pantallas 2K de los últimos gama alta.

¿Se nota la diferencia con pantallas 2K?

Cada ojo es un mundo, pero la realidad es que, poniendo un móvil 2K como el Galaxy S6 y otro 4K (Xperia Z5 Premium) uno al lado del otro, no se nota la diferencia de resolución. Algunos artículos sin embargo afirman que a 30 cm de distancia (12 pulgadas) se puede distinguir hasta 720 ppi, siempre y cuando claro tengas una excelente vista 20/20. Yo tengo una muy buena vista, y sin embargo no llego a distinguir la diferencia casi nunca.

Además, la mayoría del contenido (incluso las apps que usas) se muestran en 1080p, y es poco el contenido, principalmente vídeos, que está en 4K. Luego hay que sumar otros problemas de tener una pantalla 4K en un teléfono:

- La batería se consume más rápido, obviamente por tener que manejar más píxeles.

- Se necesita más potencia de procesador para que la interfaz no vaya a tirones.

Distinguir una pantalla 4K de una Full HD puede ser difícil.
Distinguir una pantalla 4K de una Full HD puede ser difícil.

En el Xperia Z5 Premium estos problemas no son muy notorios, porque las apps por defecto y menús se muestran en 1080p (se usa el 4K cuando se detecta contenido compatible con 4K), pero en el futuro podría ser un problema. Sobre todo si las baterías no avanzan, y es que muchos gama alta apenas superan los 3.000 mAh.

¿Es un desperdicio entonces la pantalla 4K en los móviles? NO! Ni más faltaba, hay un área donde son muy útiles, y es en la realidad virtual, la nueva tecnología del momento.

La realidad virtual: Salvando a los móviles 4K

Los móviles ahora pueden usarse como pantallas en gafas de realidad virtual. Están por ejemplo el Google Cardboard y el Gear VR como las más conocidas. En estas gafas, el móvil queda a pocos centímetros del ojo, y ahí si que se aprecia la diferencia. Con la pantalla muy cerca del ojo, es posible distinguir hasta más de 800 ppi. Y para ver una película con estas gafas de forma nítida, todo píxel cuenta.

Si por ejemplo usas un móvil con pantalla 720p en las Cardboard, vas a notar píxeles en toda su gloria. La cosa empieza a mejorar en los 1080p, y si el móvil que usas tiene pantalla Amoled mejor que tenga al menos 2K, debido a que este tipo de pantallas organiza los píxeles de manera distinta. 

El tema, es que las pantallas 2K se manejan bastante bien con el VR, así que todo depende si la mejora de calidad del 4K justifica el precio.

Las gafas de realidad virtual, como la Homido de la foto, son los compañero ideales de móviles 4K.
Las gafas de realidad virtual, como la Homido de la foto, son los compañero ideales de móviles 4K.

Entonces... ¿vale la pena la pantalla 4K en el móvil?

Es una innovación tecnológica que siempre es bienvenida, pero, hoy en día (porque nunca se saben las funciones que pueden tener los móviles a futuro), mi conclusión es esta: Yo me esperaría y compraría como mucho un móvil 2K, que incluso para VR va bastante bien. Al menos hasta que haya más contenido 4K y las gafas de realidad virtual hayan mejorado un poco. Si el VR no te interesa, pasa del 4K que no le vas a encontrar ventaja.

por Sebastian "Redactor en Tecnonauta.com. Especialista en móviles, tablets y amante de las nuevas tecnologías."
Valora este artículo
 
¿Te gusta?
COMENTARIOS ()
- +
responder