Consejos para proteger tus contraseñas

Te contamos los mejores consejos para que mantengas seguras tus contraseñas y alejadas de los ciber-criminales. La seguridad de tu mail, redes sociales y demás servicios está en juego.
por el 10/10/2013

Las contraseñas son el corazón de tu privacidad en internet, siendo necesarias para casi cualquier servicio. El mail, Facebook, Google, sitios de compra on-line, home banking... todo requiere de usar claves, y mantenerlas privadas es indispensable. Vamos a dar algunos consejos para evitar las malas prácticas que suelen abundar:

1- Contraseñas: largas y variadas

  • Nunca utilices una misma clave para todos tus servicios. Lo pongo primero porque es el error más común que se comete. Por más segura que sea si alguien malintencionado la descubre intentará acceder a todos los servicios que pueda a tu nombre. Terrible.
  • No mezcles tus contraseñas con datos personales. Tu documento, dirección, nombre de tu mascota, etc son las primeras opciones que probará alguien que quiere adivinar tus claves.
  • Usa claves largas (de 15 caracteres o más si puede ser) que combinen números, letras y símbolos. Evita usar palabras comunes. Si, se que puede parecer complicado recordarlas, pero hay lugares muy seguros donde guardarlas (ver más abajo).

En la web hay diferentes generadores de contraseñas aleatorias. El de la foto es el de clavesegura.org
En la web hay diferentes generadores de contraseñas aleatorias. El de la foto es el de clavesegura.org

2- Mira bien donde pones tu clave

Con lo anterior evitas que adivinen tus contraseñas, pero los criminales tienen otros medios para adquirirlas, como engañarte. Usan ataques de ingeniería social: te hacen creer que son técnicos del servicio y te piden tu clave con cualquier excusa. El usuario incauto accede y... ¡voila! Chau cuenta.

Ten cuidado de correos electrónicos que te pidan que accedas a enlaces sospechosos. Los principales servicios como Facebook, Yahoo o Google nunca te van a pedir tu clave por esos medios. Sin embargo no podemos asegurar esto para todos los servicios, así que mira muy bien la procedencia del mail o la identidad de la persona que te pide la clave. Nunca está de más que consultes con los administradores de servicio para asegurarte.

3- Guarda tus claves en un lugar seguro

Si usas decenas de servicios puede ser un problema recordar todas esas largas y complicadas contraseñas. Lo ideal es guardarlas en algún sitio...¡pero seguro! Nada de un .txt en el ordenador. Para esto hay aplicaciones y servicios especializados.

La que me gusta a mi se llama KeePass (keepass.info). Es una aplicación que crea una base de datos encriptada donde puedes guardar todas tus claves y datos de acceso. Solo necesitas recordar una clave (y bueno, algo hay que memorizar), que es la que usas para acceder a la aplicación y ya tendras todas las claves accesibles.

Lo que me gusta también de este servicio es que te facilita el copiar y pegar las claves. Si, nunca es recomendable poner las claves a mano ya que hay aplicaciones (llamadas “keyloggers”) que pueden detectar lo que tipeas. Podrías tener una de esas en tu ordenador sin darte cuenta.

Keepass es una buena opción como sistema donde guardar tus claves. Mucho más seguro que un archivo suelto en el ordenador.
Keepass es una buena opción como sistema donde guardar tus claves. Mucho más seguro que un archivo suelto en el ordenador.

Si sigues estos consejos tus riesgos con las contraseñas deberían ser mínimos. Siempre recuerda: Haz claves largas y variadas, no las pongas en cualquier lado y guardalas en un lugar seguro.

COMENTARIOS ()
- +
responder