Impresoras 3D: ¿Qué son?¿Para qué sirven?

Las impresoras 3D son la nueva tendencia tecnológica. Comentamos cómo funcionan y los proyectos más interesantes. ¡Vídeos!
por el 16/10/2012

Makerbot Replicator, una de las más famosas impresoras 3D económicas. Permite llevar a la vida modelos 3D de forma sencilla.

Makerbot Replicator, una de las más famosas impresoras 3D económicas. Permite llevar a la vida modelos 3D de forma sencilla.

Una de las tecnologías que más están emergiendo estos últimos años es la de la impresión en 3D. Seguro muchos escucharon hablar de estas impresoras alguna vez, y de como parecen hacer “magia” para crear objetos de la nada. Bueno, esto tiene una explicación, pero vamos paso a paso:

¿Qué es una impresora 3D?

Estas máquinas se encargan de convertir en un objeto real los diseños 3D que una persona puede hacer con ayuda de la computadora. Para llegar a esto utilizan plástico líquido (u otros materiales) en vez de la tinta a la que estamos acostumbrados, que tras la impresión se solidifica y crea el objeto. Normalmente son máquinas grandes que pueden costar decenas de miles de dólares, pero el avance tecnológico las está volviendo disponibles al público general. Vamos, ¡es como tener una fábrica en casa!. Desde Tecnonauta TV explicamos en vídeo como funcionan.

Algunas de las cosas de las que son capaces las impresoras 3D. Vemos el nivel de detalle en figuras pequeñas pero complejas.
Algunas de las cosas de las que son capaces las impresoras 3D. Vemos el nivel de detalle en figuras pequeñas pero complejas.

¿Cómo funcionan?

Hay varias formas de conseguirlo, pero lo más común es separar el modelo 3D en muy delgadas capas que se imprimen una a una encima de la otra, y luego al unirlas tenemos un objeto 3D.

Para que se entienda mejor, veamos uno de los procesos más usados, la estereolitografía: la impresora crea una fina capa de resina y “dibuja” una pequeña sección plana del objeto con un rayo láser. Ese láser solidifica el patrón que trazó, y lo pega a la siguiente capa de resina, y así se repite el proceso capa a capa. Al final de toda esa resina emerge el objeto 3D diseñado.

Este no es el único método y se pueden usar otros materiales como polvo o metales, o incluso material pla?tico liquido que se solidifica al salir de la impresora, pero el concepto de capas siempre se aplica. Estos objetos se suelen medir en centímetros (no pueden ser muy grandes) pero algunas impresoras llegan a varios metros. Además es un proceso lento y que requiere de paciencia: para un objeto de 100 gramos algo complejo pueden ser necesarias varias horas. Por último, citar que los materiales que usan no son baratos.

Sus principales usos

Se usan mucho para hacer prototipos rápidos de productos industriales, como partes de autos o prótesis para medicina. También es común en arquitectura. Lo novedoso es que cuando varios proyectos actuales las popularicen, uno podría poner su propio objeto diseñado en internet y el usuario tener una copia real con solo presionar un botón. O hasta incluso usarlas para crear objetos que se usen en el día a día o replicarlos.

Ejemplos más domésticos serían crear tus propios adornos para luego pintarlos, figuras de tu personaje preferido... hay demasiados usos, así que recopilamos los más interesantes en esta nota (tocamos ejemplos tan dispares como fabricar pistolas o comida). Sn embargo no estas limitado a aobjetos simples, puedes crear cosas muy complejas si imprimes las partes por separado. Si ya dispones de una impresora, recomendamos la web Thingiverse, donde la comunidad comparte diseños de sus mejores creaciones que puedes descargar e imprimir.

Esta mano robótica se creo imprimiendo sus partes con una impresora 3D, en concreto la Makerbot Replicator.
Esta mano robótica se creo imprimiendo sus partes con una impresora 3D, en concreto la Makerbot Replicator.

Escaner 3D: el compañero perfecto

¿No se os da bien el diseño? Pues también existen los escáneres 3D, con los que puedes transformar un objeto existente en un modelo 3D y tenerlo listo para imprimir. Esta combinación de Escaner + impresora permite replicar un objeto real de forma muy fácil.

Proyectos interesantes:

Ya hay disponibles algunas impresoras 3D de uso hogareño, aunque costosas. La más conocida es la Makerbot Replicator, que utiliza filamentos de plástico y se puede ver agradablemente como se forma la figura (2200 US$). Sin embargo en un futuro se podrá tener una de estas impresoras por mucho menos: Por ejemplo la impresora RigidBot 3D, que llevaría esta tecnología al usuario común a solo 750 US$ (incluso por la mitad del precio puedes comprar un kit y armarla tu mismo).

Interesante vídeo que muestra como funciona el Makerbot Replicator. Desde 2:00 pueden ver como se crea el conejo desde cero.

COMENTARIOS ()
- +
responder