Probamos las PlayStation VR con Until Dawn: Rush of Blood

Probamos las gafas de realidad virtual de Sony con este videojuego de "sustos y sobresaltos" en el marco del Sónar. ¡Te cuento cómo ha sido mi experiencia!
por el 20/06/2016

Probamos las PlayStation VR con Until Dawn: Rush of Blood

En el marco del Sónar, como ya te he ido comentando a lo largo de varias semanas, no solo teníamos la posibilidad de asistir a los conciertos que se realizaban en sus numerosos escenarios, sino que también, entre otras cosas, hemos podido experimentar la realidad virtual de las PlayStation VR que saldrán a la venta el próximo 31 de octubre por 399 euros.

Así que nada más entrar al recinto del Sónar nos dirigimos al stand de PlayStation, situado en el Sónar Hall y, a pesar de que son poco más de las 13 horas (en ese momento se abren las puertas), no nos dan cita para probar las VR hasta las 19 horas. Por lo visto, las gafas de realidad virtual están bastante solicitadas. ¡Así que tendremos que volver unas cuantas horas más tarde!

Después de disfrutar de algunos de los conciertos y de la zona VIP del Sónar de Día, volvemos al stand de PlayStation para, ahora ya sí, probar las ansiadas gafas. Y estas han sido mis impresiones, tanto de las PlayStation VR como del videojuego Until Dawn: Rush of Blood.

Cómo son y cómo se sienten las PlayStation VR:

Lo primero que he de decir, y quizá sea lo que la mayoría de gente se pregunte en un primer momento, es que no son para nada pesadas y además se sienten muy cómodas ya que se pueden adaptar al tamaño y a la forma no solo de nuestra cabeza sino también de nuestra cara.

Esto es así porque se puede acomodar la medida de la banda trasera, pero también existe una especie de rueda que permite graduar las gafas por la parte de la cara. Más concretamente, en mi caso, me tuvieron que adaptar las VR a la nariz ya que era en ese lugar donde me iban grandes y, por tanto, me bailaban.

Una vez las gafas ya están bien asentadas en nuestro rostro y cabeza las tenemos que calibrar, es decir, que no veamos la imagen borrosa sino lo más nítida y clara posible. En este aspecto, por más que las imágenes sean correctas, he de decir que la calidad de las PlayStation VR no es la mejor del mercado, sobre todo si las comparamos con las HTC Vive. Evidentemente, tampoco es que las gafas de Sony sean malas en este aspecto, ni mucho menos, pero sí sería uno de los aspectos fundamentales a mejorar en próximas versiones.

Como contrapunto a este tema, decir que la experiencia, por lo menos en mi caso, fue totalmente inmersiva y me metí de lleno en el videojuego que escogí para probarlas por primera vez, una mezcla entre montaña rusa, shooter y terror o, más bien sobresaltos, que me hizo pasar diez minutos de diversión y pegar algún que otro grito, como el que puedes ver justo aquí debajo:

Experiencia con Until Dawn: Rush of Blood:

Este videojuego es uno de los alrededor de 50 títulos que saldrán al mercado junto con las PlayStation VR. Y este punto, la gran variedad de opciones, es donde las gafas de Sony tienen ventaja frente a las gafas de la competencia, como las HTC Vive (en contra de lo que he comentado anteriormente sobre la calidad de los gráficos). Además, otro punto a favor de las PlayStation VR es la gran penetración de la PS4 frente a los requisitos avanzados que requiere nuestro ordenador para poder soportar a las HTC Vive, por ejemplo.

Pero vayamos directamente al grano y hablemos un poco de la experiencia con Until Dawn: Rush of Blood. Se trata de un videojuego que se desarrolla en una montaña rusa en la que tenemos que ir disparando para matar a los "payasos/enemigos" que van apareciendo en nuestro camino y así poder avanzar en el juego.

Una de las cosas que más me llamó la atención fueron los cambios de ritmo en la montaña rusa, llegando a sentir perfectamente la sensación de velocidad cuando la vagoneta en la que vas montado va acelerando. Y evidentemente... ¡los sustos o sobresaltos!

En un determinado momento de la historia que se desarrolla en el videojuego te quedas completamente a oscuras, no viendo absolutamente nada, pero sintiendo realmente que tienes a alguien al lado que respira en tu oreja. Enseguida piensas -aquí va a pasar algo- y giras tu cabeza hacia el sentido de la respiración. Cuando vuelves a mirar al frente, porque obviamente no has visto nada, es cuando aparece un payaso/enemigo que te pega un susto de muerte. ¡Por lo menos conmigo funcionó!

El resto del videojuego lo tendrás que expirementar tú mismo/a a partir del próximo 31 de octubre cuando salgan a la venta la PlayStation VR... Y por si quieres más info, justo aquí debajo, te dejo las impresiones de Martín en el E3 de Los Ángeles de las gafas de Sony:

Probamos las PlayStation VR en el E3

COMENTARIOS ()
- +
responder