Impresoras 3D: Las nuevas tecnologías que van a sorprender en 2016

Las impresoras 3D van a innovar mucho en 2016. Más materiales, impresiones super rápidas y en color, entre otras novedades tecnológicas que te voy a comentar.

Ya hace tiempo largo en Tecnonauta venimos anticipando que la impresión 3D es una de las tecnologías más importantes del futuro. La realidad es que su adopción es lenta, tal vez por que deben ser más fáciles de usar o la falta de empresas clásicas detrás (imagina si Apple hubiera sacado una...). Pero eso no frena los avances que se están haciendo, con impresoras cada vez mejores y con muy buenas ideas.

Para este 2016 el panorama viene muy bien, con nuevos materiales como el metal, impresoras a color y algunas super rápidas por la magia de la estereolitografía. Pero vamos de a poco, cubriendo lo más interesante de cada novedad:

1- La estereolitografía llega a más impresoras

Casi todos conocen el método de impresión por extrusión, donde de un pico sale material (generalmente plástico derretido) y capa por capa se crea el objeto a imprimir. Bueno, la estereolitografía es la alternativa, poco usada en impresoras domésticas donde se forma el objeto endureciendo una resína líquida mediante luz. Vamos a verlo en más impresoras en 2016, y un buen ejemplo es la Carbon 3D.

Esta impresora saldrá en 2016 y promete ser 25 a 100 veces más rápida que las comunes, o imprimir en 6 1/2 minutos lo que otras impresoras tardan más de 3 horas con una calidad muy consistente. Puedes verla en acción en este vídeo:

Carbon 3D

2- Materiales de todo tipo: Comida, Metal, etc

La impresión 3D va a dejar de ser casi exclusivamente plástico, ya que multitud de materiales se vuelven más comunes. Un ejemplo es la comida, con impresoras como la Choc Creator para imprimir con chocolate o la Chefjet Pro que podrá imprimir con azúcar. Es más, ya algunas empresas tiene la intención de ofrecer comida impresa en 3D.

Otro material con expectativas es el metal, sobre todo para imprimir equipos eléctricos. Aquí la líder es la Voxel 8, una impresora que saldrá el año que viene y puede imprimir con materiales conductivos, como tinta de plata. Así, se pueden lograr objetos antes imposibles como antenas o hasta pequeños juguetes eléctricos muy fácil. Eso sí, va a costar 8500 dólares.

¿Algo más raro? Pues la Cybe3D podrá imprimir con concreto, para usarse en empresas de construcción.

3- Se imprimirán cosas que antes no, como coches

La impresión 3D está llegando a áreas que antes era más raro, como los coches. Solo mira el LM3D, un coche mezcla de plástico con fibra de carbono impreso en un 90% en 3D. Este coche se planea vender completamente funcional para finales de 2016.

Otra área de avances muy fuertes es la medicina, donde ya se aprobó la impresión 3D de píldoras. Con esta tecnología se pueden hacer píldoras de dosis muy grandes en tamaños más pequeños, y más fáciles de disolver en la boca. Su primera aplicación será el levetiracetam, un anticonvulsivo, pero se podría ver en todo tipo de medicamentos en el futuro.

4- Mejor impresión a color, y más barata

La impresión 3D a color es posible, pero suele requerir modelos caros, por lo general no se puede usar más de dos colores a la vez y hay que ir tocando la impresora para cambiar el color. Digamos que es incómoda. Una de las mayores innovaciones viene de la compañía Spectrom.

Lo que desarrollaron es un sistema, que se puede acoplar a impresoras 3D existentes, que tiñe el filamento plástico usando tintas de colores antes de que llegue al extrusor. Así se forma todo tipo de colores usando un solo rollo de filamento. Puedes ver la tecnología como la mostraron en el CES:

Spectrom

Otro ejemplo es "The Palette", un accesorio que puede acoplarse a impresoras 3D comunes que, tras colocarle 4 filamentos de colores distintos, se encarga de irlos alternando según se necesite y pasarle el filamento correcto al extrusor de tu impresora. Estará desde 2016 a 849 US$, menos de los que te cuesta una impresora para varios colores nueva.

The Palette

5- Las empresas se benefician: Impresión 3D en objetos de consumo

Hay que prestar especial atención a como algunas empresas se benefician de la impresión 3D. Un área es la joyería, donde una Startup llamada Trove te permite, tras elegir un modelo base, personalizar la pieza de joyería que te interese. Luego te mandan el modelo impreso y si te gusta puedes comprarlo en metal o plata.

Pasa algo similar con los auriculares, donde la empresa Normal vende modelos hechos a medida impresos en 3D que no se caen,  y de muy buena calidad.

Esto solo por citar algunos ejemplos, ya que esta práctica va a ser mucho más común el año que viene.

por Sebastian "Redactor en Tecnonauta.com. Especialista en móviles, tablets y amante de las nuevas tecnologías."
Valora este artículo
 
¿Te gusta?
COMENTARIOS ()
- +
responder