10 cosas que debes saber antes de comprar una impresora 3D

Comprar una impresora 3D es tentador, pero hay varias cosas que debes saber para hacer una mejor elección. Te contamos cuales son.
por el 29/04/2014

Volumen de impresión: las impresoras más costosas (a la izquierda) suelen imprimir los objetos más grandes.

Volumen de impresión: las impresoras más costosas (a la izquierda) suelen imprimir los objetos más grandes.

Las impresoras 3D son el nuevo objeto de deseo de los amantes de la tecnología, permitiendo crear objetos útiles con poco esfuerzo y solo unas tiras plásticas. Ya te contamos como funcionan, aunque antes de que corras a gastar tus euros para comprar una es mejor que tengas algunas cosas en cuenta para hacer una mejor elección.

1- Volumen de impresión: Con la mayoría de las impresoras domésticas no podrás imprimir objetos que superen las 10-12 pulgadas cúbicas. Por lo general, según el precio de la impresora imprimen objetos más pequeños a más grandes: al rededor de 5-7 pulgadas en las económicas (menos de 1000 euros) y hasta 12 en las más caras.

2- Materiales compatibles: La mayoría de las impresoras utilizan un material llamado PLA, que da muy buenos resultados. Sin embargo, si necesitas objetos más duros o resistentes a altas temperaturas te conviene verificar que la impresora es compatible con ABS. Otros materiales que te pueden interesar:

- LayWOO D-3: Tiene una textura y apariencia similar a la madera.

- Soft PLA: Es flexible y con textura similar a goma.

- Laybrick: Poseé una textura similar a piedra.

3- Precio de los cartuchos:  La mayoría de las impresoras utilizan unos carretes de PLA (filamento plástico) genéricos que no pasan de los 40€, y duran bastante. Sin embargo, algunas impresoras requieren de comprar repuestos que solamente vende el fabricante y son más caros.

4- Imprimir objetos complejos: Para imprimir objetos que usen varios colores, o distintos tipos de matieriales, debe tener dos o más cabezales de impresión. La mayoría de los modelos vienen con uno solo, aunque ya hay disponibles con hasta cuatro cabezales. Eso sí: los precios por lo general se disparan si se agregan cabezales.

5- Calidad de impresión: Para imprimir un objeto en 3D se divide en capas y luego estas se imprimen una a una encima de la otra. Por lo tanto, mientras más delgadas estas capas mejor la calidad del objeto impreso. Para una calidad óptima, busca al menos 0.1 mm de espesor.

6- Versión ensamblable: Varias impresoras 3D se venden también como kits para ensamblar (te venden las partes y tu armas la impresora) a precio reducido, unos cientos de euros menos. Puede parecer tentador, aunque ensamblar estas impresoras requiere de paciencia y habilidad. Si es tu primera vez en esto, mejor compra una lista para usar.

7- Expansión a futuro: La tecnología de las impresoras 3D avanza muy rápido, y no querrás adar cambiando el modelo todos los años. Por eso es importante que el fabricante del modelo que elijas brinde kits de expansión para mejorar tu viejo modelo en el futuro. Por ejemplo la empresa Ultimaker brinda cabezales de extrusión y pantallas LCD para sus modelos viejos de impresoras.

8- Agregados: Algunos extras vuelven a la impresora más cómoda y fácil de usar. Por ejemplo la posibilidad de imprimir desde tarjetas de memoria, Wi-Fi integrado o paneles de control con pantalla LCD son los más atractivos. Estos agregados escasean en los modelos más económicos.

9- Calidad del marco: Busca una impresora 3D que sea sólida, preferiblemente con marcos metálicos. Esto te evitará problemas en el futuro con la calibración e impresiones defectuosas.

10- Los mejores modelos: Con todo esto en mente, es momento de que compares los mejores modelos que hay disponibles y veas cuales son los que mejor se ajustan a tu presupuesto y necesidades. En Tecnonauta hablamos tanto de modelos económicos como de los más punteros. ¡Tu elijes!

COMENTARIOS ()
- +
responder